Administración de Sistemas:

Apoyo al usuario.
Asistencia profesional.
Instalación y puesta en marcha.
Configuración, soporte, mantenimiento.

Prevención de riesgos informáticos.
Planificación en respuesta a contingencias.
Planificación de copias de seguridad.

Actualizaciones de software.
Reparación y renovación de hardware.
Adaptación para cubrir nuevas necesidades.

El administrador de sistemas facilita la ejecución de tareas de tratamiento de la información a los usuarios ocultando la complejidad intrínseca. Mantiene el sistema funcional y operativo, lo protege y salvaguarda la información de pérdidas o accesos no autorizados. Supervisa a los usuarios del sistema, sus derechos de acceso a procesos y datos y les proporciona los conceptos y conocimientos necesarios para el adecuado desarrollo de sus funciones en el sistema.
 
 

© Miguel Norberto Pérez Palomar, 2008-2019.